BATERAREN SORRERA

"Un marco de encuentro de todos los hombres y mujeres de este país que están en contra de la conculcación de derechos a los presos y presas vascas y en favor de su repatriación". En palabras de los portavoces de Senideak, Juan Antonio Madariaga y Nagore Irastorza, eso pretende ser Batera, un foro permanente que tiene su objetivo fijado en la vuelta de todos los presos a Euskal Herria.

Un buen número de personalidades de la sociedad y la cultura tomaron ayer parte, junto a partidos, sindicatos y organismos populares, en la asamblea convocada por Senideak en Gasteiz en la que se decidió constituir este nuevo organismo. El amplio respaldo a esta iniciativa fue otro dato que quiso destacar Tomás Karrera, también portavoz del colectivo de familiares.

Todos ellos mostraron su preocupación por la situación de los presos y presas vascas y suscribieron un documento en el que reclaman la puesta en libertad de quienes sufren enfermedades graves o han cumplido las tres cuartas partes de su condena. También demandaron que "los presos vascos tienen que estar en Euskal Herria", y constataron que "la voluntad de este país, reflejada a nivel político, sindical y social, tiene que ser respetada inmediatamente".

El nuevo foro, al que se ha dotado de una Permanente para llevar a cabo un trabajo más continuado, celebrará su primera reunión el 13 de noviembre.

En la asamblea convocada por Senideak se aprobaron también otras iniciativas encaminadas a extender más aún entre la sociedad vasca la reivindicación de la repatriación de los presos, entre las que se cuenta la celebración de concentraciones silenciosas quincenales en todos los municipios vascos, la divulgación de esta problemática portando pins y o pancartas con el anagrama de "Euskal presoak Euskal Herrira!" a nivel personal o en actos convocados por las formaciones a las que representan, "para llevar esta demanda mayoritaria a todos los rincones de Euskal Herria, hasta cambiar la fisonomía de este país".

Según explicaron participantes en la reunión de ayer, de esta manera se pone en marcha un abanico de acciones que puede ir ampliándose en los próximos meses, sin que se descarten movilizaciones de mayor calado.

Exito de participación

A la convocatoria de Senideak acudieron representantes del PNV, EH, EA, IU y Zutik, en lo que se refiere a formaciones políticas, y de LAB, ELA, EHNE, HIRU, ESK y STEE-EILAS, en el ámbito sindical.

El movimiento asociativo estuvo representado por grupos como Gurasoak, Hiru Plataforma, Gernika Batzordeak, Elkarri, Gazte Kontseilua, ABK, Gestoras pro-Amnistía, PreS.O.S., Herri Ekimena, Gazte Ekimena, y numerosas plataformas locales de Senideak. Tampoco faltaron a la cita gentes de la política, la sociedad y la cultura como José Luis Elkoro, José Angel Cuerda, Joxe Austin Arrieta, Patxi Bisquert, Peio Zabala, Josu Arenaza, Juan Martin Elexpuru, Mertxe Aizpurua, Iñaki Uruburu, Juantxu Oskoz, Juan de Arrosagarai, Joseba Aiartza, Jon Alonso o Patxi Zubizarreta.

Respetar "de inmediato" la voluntad de los vascos

La breve declaración suscrita en el curso de la sesión de ayer, que marca el nacimiento de Batera y señala algunos de sus objetivos, señala textualmente que:

  • "Los hoy reunidos en Gasteiz, hombres y mujeres que representan a una parte muy importante de este país, estamos de acuerdo en que las personas enfermas que se encuentran en prisión tienen que ser puestas en libertad.
  • Las 105 personas que ya han cumplido las tres cuartas partes de sus condenas tienen que ser puestas en libertad.
  • Estamos de acuerdo en que los hombres y mujeres vascas encarceladas tienen que estar en Euskal Herria.
  • La voluntad de este país, reflejada a nivel político, sindical y social, tiene que ser respetada de inmediato".